¿Alguna vez te ha "caído" un marrón?
- Situaciones-


[definición] sujetos:[activos, pasivos, estáticos] [tipos] [situaciones] [terminología]

Situaciones marroneantes
La siguiente lista pretende mostrar algunas de las situaciones más frecuentes relativas a los marrones y su entorno. La lista, aunque exhaustiva, no es completa. Como suele decirse, no están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Brown Throwing (Lanzamiento de marrón)
Se trata de la técnica básica a través de la cual el browner le cuela un marrón al currito. Existen varios formatos de throwing. La mayoría de ellos implican rodeos y frases agradables acompañadas de sonrisitas por parte del jefe o la jefa. Estos suelen ser los marrones más peligrosos: como regla general, desconfía de tu jefe o jefa cuando se te acerque con una sonrisa en los labios y/o te invite a café.

Otros marrones, sin embargo, se presentan en la forma de ordenes directas del jefe o jefa (correspondiendo a la categoría de unavoidable browns) y ante ellos, por regla general, no hay defensa.

Brown Storming (Tormenta de marrones)
Erróneamente denominado por algunos enteradillos o enteradillas como Brainstorming, el Brown Stroming es una situación en la que un grupo de sujetos activos y pasivos se reúnen en una sala con la sana intención de soltar paridas y pasar un rato agradable. El objetivo final del Brown Storming es, sin embargo, mucho más siniestro; ya que los browners presentes recogen las paridas pronunciadas y las retocan convirtiéndolas en ideas geniales, (suyas, por supuesto) que degeneran en multitud de pequeños marrones (o un único marrón king-size) para los browneds presentes o incluso ausentes de la reunión.

Brown Raining (Lluvia de marrones)
El Brown Raining, o lluvia de marrones, es una desagradable situación en la que una gran cantidad de marrones son engendrados sin previo aviso y comienzan a ser repartidos entre la gente por los browners o los dispatchers. El Brown Raining tiene varias variantes. La más conocida y temida es la eufemísticamente llamada Situación de Emergencia (o "Sálvese quien pueda") en la que ante la inminencia del cumplimiento de los plazos de un determinado proyecto, las tareas del mismo se subdividen y barajan aleatoriamente y se empiezan a repartir entre la plantilla, independientemente de su nivel de conocimientos o del trabajo que en ese momento estuvieran haciendo. Esta situación convierte automáticamente el despacho y/o departamento en Brown Zone y a sus ocupantes en Brown Eaters.

Brown Shower (Ducha de marrones)
El Brown Shower es una variante apocalíptica del Brown Raining en la que la lluvia de marrones se concentra sobre un desdichado individuo que la recibe en su gloriosa totalidad. El sujeto receptor de una ducha de este estilo no es, en rigor, un comemarrones; pero adquiere el título a nivel honorario.

Pressing Brown (Marrón presionado)
Se denomina así a aquella situación en la que el jefe o la jefa, o cualquier otra persona que tenga cierta ascendencia o poder sobre uno o una (ya sea fáctico, teórico o cualquier combinación de ambos) presiona una y otra vez hasta que consigue colarnos algún marrón. Los browners que practican estas técnicas suelen reincidir en ellas ya que, por lo general, suelen darles buenos resultados pues al final consiguen endiñar algún marrón cuando alguien no consigue soportar la presión.

Una táctica de pressing muy usada es la de atacar a la víctima por varios frentes a la vez (ya sea entre varios browners, o uno solo), de tal forma que le acaban colando al menos un marrón. A veces estos marrones son, en realidad, señuelos que se utilizan para despistar a la víctima, la cual acaba aceptando el verdadero marrón como mal menor.

Como técnica para evitar comerse un marrón de este tipo conviene siempre fijar al contrario, sin dejarle barajar los marrones; de tal forma que estos se vayan planteando de uno en uno a fin de poderlos esquivar más cómodamente.

Brown Dodging (Esquive de marrón)
Es la situación en que, tras esfuerzos heroicos y sobrehumanos, se consigue esquivar el marrón haciendo que éste se diluya en la nada. Esta técnica suele venir acompañada de un ágil movimiento de cadera, del que recibe el nombre. Es conveniente, pues, entrenarse bailando salsa para conseguir un elevado porcentaje de Sucessful dodgings.

Passing Brown (Paso de marrón)
Es la técnica en la que, por medio de trucos y añagazas, generalmente sucios, se consigue endiñarle el marrón a un compañero o compañera. Los argumentos que suelen emplear en estas situaciones giran en torno a la gran ignorancia propia para hacer frente al trabajo encomendado (nótese que jamás deberá emplearse la palabra marrón si se desea hacer un passing, o el jefe o la jefa se dará cuenta del intento) y la gran valía y amplitud de conocimientos del (incauto o incauta) compañero o compañera. Algunas frases de uso común son:

"Sí, hombre; si a mí ya me ha hecho él alguna vez cosas parecidas" o
"Pues la verdad es que yo de eso no tengo ni p... idea.
¡El que sabe mucho es...!"

Para garantizar un buen Passing es conveniente, asimismo, hacer notar la gran cantidad de marrones que uno tiene encima frente a la alta disponibilidad del compañero o compañera. Si el Passing se realiza en la manera adecuada no sólo sirve para esquivar el marrón, sino que además, con cierta gracia y astucia, el compañero o compañera puede llegar a agradecerlo ya que le supondrá una inmejorable ocasión para ganar puntos ante el jefe o la jefa a la par que para adquirir experiencia en temas nuevos.

Swapping Brown (Intercambio de marrón)
Se llama así a la técnica de defensa más difícil de cuantas existen, y por medio de la cual se consigue que el marrón rebote sobre uno mismo o misma y vuelva a su destinatario o destinataria, el cual se encontrará con una bonita patata caliente entre las manos. Los individuos que consiguen realizar con éxito un Swapping suelen ser aclamados o aclamadas en silencio por sus compañeros o compañeras de trabajo (y a voces a la salida del trabajo) y acostumbran a experimentar un periodo de euforia personal cuya duración está determinada por el tiempo de aparición del siguiente marrón. Por supuesto, un buen Swapping debe generar reflexión especular. Si existe el más mínimo resquicio en la argumentación que pueda dar lugar a que parte del marrón se refracte, el browner deshará el swapping y el marrón volverá a caer sobre uno o una en su variante de unavoidable. La técnica para conseguir un coeficiente de reflexión de módulo 1 requiere un master avanzado en la Universidad de Brownachussets, cuyo contenido excede el alcance de este texto.

Walking in the Mouth of the Brown (Meterse en la boca del marrón)
Ésta es la situación en la que uno o una no tiene más remedio que introducirse en el despacho del jefe o jefa, (para entregarle algún informe, para preguntarle algo, etc.) cuando en éste se ciernen nubes de marrón, lo que motiva que la densidad de probabilidad de la nube marronera que pueda flotar en dicho despacho comience a concentrarse sobre uno o una.

Evidentemente, la aparición en tales circunstancias de un sujeto brownable condensa la nube haciendo que ésta descargue. La densidad de la lluvia está en proporción directa a lo espeso del ambiente, pudiendo degenerar en Brown Raining o incluso en Brown Shower (ver arriba).

El meterse en la boca del marrón es una de las características de los Brown Finders, pero hay veces en las que no existe otro remedio. No queda, en tales casos, más que armarse de valor y tirar p'alante.

To be at the Feet of the Brown (Estar al pie del marrón)
Se llama así al estado durante el que el browned se encuentra en medio de un marrón y no es capaz de divisar su hipotético final.