¿Alguna vez te ha "caído" un marrón?
- Sujetos activos-


[definición] sujetos:[activos, pasivos, estáticos] [tipos] [situaciones] [terminología]

Sujetos activos
Los sujetos activos del marrón son los encargados o encargadas de dirigir los marrones hacia los sujetos pasivos. Dependiendo del organigrama de la empresa, los sujetos activos pueden, a su vez, ser sujetos pasivos de otros.

La siguiente lista describe los tres tipos más usuales de sujetos activos, en orden creciente de actividad marronera.

Enmarronador (Browner)
El browner es aquel sujeto que, por las características de su puesto (o de su forma de ser, que hay de todo) asigna marrones a los demás. Cualquier persona que consciente o inconscientemente te suelte un marrón adquiere automáticamente la categoría de browner.

El browner suele asignar marrones de forma esporádica o prolongada en el tiempo. También existen browners que marronean de forma más periódica, pero siempre con un volumen reducido de marrones. No debe odiarse en exceso al browner, ya que él o ella, a su vez, suele tener otros browners por encima que generan los marrones y él o ella se limita a reasignar (usando una técnica de Brown Throwing, que se verá más adelante)

Asignador de marrones (Brown Dispatcher)
El brown dispatcher es un tipo especial de browner, cuya función es la asigna
ción periódica y sistemática de marrones. El brown dispatcher, a veces conocido como Jefe o Jefa de Proyecto, se caracteriza por sufrir de una personalidad inestable y tornadiza que le hace cambiar de parecer con frecuencia, suprimiendo los marrones asignados y/o reemplazándolos por otros si cabe aún más inútiles. Los marrones endiñados por un brown dispatcher suelen ser continuos en el tiempo y de duración discreta.

O Rei do Marrón
Este es el browner supremo o suprema. O Rei se caracteriza por la generación de marrones de proporciones titánicas, sencillísimos según él o ella, que deben estar terminados siempre en un tiempo récord. O Rei suele ocultarse tras una fachada inocente que oculta sus aviesas intenciones. No se sabe de ningún O Rei que no se haya dirigido amablemente a sus víctimas antes de enmarronarlas. Se dice de ellos o ellas que son lobos o lobas con piel de Cordero (también hay corderas), en honor a uno de los más famosos Reyes que ha conocido la historia. Como suele suceder, la inutilidad de los marrones endiñados por un O Rei es directamente proporcional al esfuerzo necesario para conseguirlos e inversamente proporcional al tiempo disponible para acabarlos. Existe una variedad mutante de O Rei, de denominación incierta (O Mais Portentouso Enmarronador do Universo Mondo, es la más común) que se caracteriza por ser un híbrido de O Rei y Dispatcher. Obviamente, estos sujetos son seres desgraciados (en su doble acepción) ya que todo el mundo rehuye hablar con ellos o ellas ante la altísima probabilidad de acabar cubierto de caca.